La Virgen María castigando al niño Jesús delante de tres testigos